¿Qué es OKR y para que sirve?

¿Qué es OKR y para que sirve?

Trabajar con objetivos es fundamental para guiar las decisiones estratégicas de todo negocio. Establecer metas y un período de tiempo para cumplirlas es una manera de incentivar el crecimiento, medir el desempeño e identificar puntos fuertes o necesidades de tu empresa. Hay especialmente una metodologia que permite trabajar de esta manera: los OKR.

OKR es la sigla para Objectives and Key Results, u Objetivos y Resultados Clave. Es una metodología creada por Andrew Grove, ex-CEO de Intel, que ayuda a los emprendedores a definir los objetivos principales y específicos para su negocio, y los resultados clave que serán necesarios para lograr estos objetivos.

Fijando objetivos en la metodología OKR

Es fundamental tener un objetivo para guiar el trabajo en tu empresa. Esta es la primera parte de la metodología OKR, que es cuando deberás definir el propósito principal de tu negocio. Algunos ejemplos pueden ser “Llegar a los top 10 de la industria en Chile”, o “Ser una startup unicornio”, o aún “Entregar un excelente soporte al cliente”. Lo importante es que sea un objetivo realista, pensado en el contexto en donde tu empresa actúa y a dónde quiere llegar.

 

Identificando los Resultados Clave en los OKR

             Los KR, o Key Results, son los resultados clave que tu equipo de trabajo deberá alcanzar para acercarse al objetivo que fue definido por tu empresa. Estos KR deben ser creados con algunas características estándar como, por ejemplo, siempre deben incluir un número y un periodo de tiempo para que sean atingidos.

             También es importante considerar que pueden ser fijados varios KR para un único objetivo, pero lo ideal es que no pasen más de 5, para que se pueda trabajar de manera enfocada. Además, en grandes compañías es bastante común que los OKR sean definidos por área o departamento, trabajando con diferentes OKR por sector, para llegar a un gran objetivo en común de la empresa.

Algunos ejemplos de KR pueden ser los siguientes:

  • Aumentar en 40% las ventas en el primer trimestre del año.
  • Aumentar en 25% el engagement en Instagram en el segundo trimestre del año.
  • Alcanzar 15 mil inscritos en la newsletter en el mes de agosto.

 

Al definir los KR usando una estructura que incluya un número y un periodo de tiempo, es posible medir el desempeño de tu empresa en cada uno de estos indicadores. De esta manera, se podrá analizar, periódicamente, si las estrategias que estás siguiendo en tu negocio están dando los resultados que necesitas para alcanzar los objetivos, o si es necesario tomar otras acciones. Algo clave en esta metodología es que no hay error, pues todo avance que se logre con enfoque en un resultado clave, !ya es considerado un avance hacia tu objetivo!

¿Te gustó saber más sobre la metodología de OKR? En Orquesta, te ayudamos a definir las mejores estrategias para el marketing digital de tu negocio, midiendo los Key Results para identificar oportunidades de crecimiento en este ambiente que es cada vez más competitivo. ¡Contáctanos!